Kate Middleton y Meghan Markle dejaron claro en Wimbledon que se llevan muy bien

Mucho se ha dicho sobre la relación entre Kate Middleton y Meghan Markle. Pronto, los Fab4 de la realeza pasaron a ser enemigos íntimos a ojos de la opinión pública cuando se acabó el año de gracia que la prensa concedió a la Duquesa de Sussex desde el anuncio del compromiso con el Príncipe Harry. Meghan Markle habría hecho llorar a Kate Middleton, lo que provocó una oleada de reacciones. Donde antes todo era armonía familiar, se convirtió en una guerra entre los Cambridge y los Sussex que salpicó al Príncipe Guillermo y el Príncipe Harry, de quien también se dijo que estaban distanciados.

La ruptura institucional de los Duques de Cambridge y los Duques de Sussex, y hasta la salida del Príncipe Harry y Meghan Markle de la Royal Foundation para crear la Fundación del Duque y la Duquesa de Sussex no ayudaron. Tampoco lo hizo el traslado del Príncipe Harry y Meghan Markle de Kensington Palace a Frogmore Cottage, aunque todo tuviera una explicación.

Así, solo quedan los gestos, y si algo evidenció Wimbledon 2019 es que las nueras del Príncipe de Gales se llevan perfectamente. Ambas mostraron mucha complicidad, y además estuvo Pippa Middleton, que se colocó a la izquierda de la consorte del Príncipe Harry y dejó ver que se lleva muy bien con la falsa enemiga de su hermana.

Pero hubo más, y a veces valen más los gestos que se realizan cuando las cámaras no enfocan, y por tanto la puesta en escena termina. De acuerdo con People, hubo un gesto que denota que el cariño y la empatía que existe entre Kate Middleton y Meghan Markle por muy distintas que sean o los problemas que hayan podido tener en un momento dado.

El consuelo de Kate Middleton a Meghan Markle

La final femenina de Wimbledon dejó un regusto amargo para la Duquesa de Sussex. Fue disputada por Serena Williams y Simona Halep, que barrió a la estadounidense en menos de una hora con un contundente 6-2 y 6-2. De sobra es conocido que Meghan Markle es amiga íntima de su compatriota, por lo que la derrota le dolió mucho. Además, no podía demostrar emociones al tener que mostrarse neutral.

Consciente de que no estaba pasando un buen momento, Kate Middleton puso su mano en la espalda de Meghan Markle para consolarla de forma discreta, un gesto que solo pudo ver la gente que estaba sentada cerca de ella. Todo el que lo vio pensó que fue algo dulce y espontáneo, lo que denota que sí, las dos cuñadas se llevan bien y se tienen aprecio y no, lo de Wimbledon no fue una puesta en escena.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.